firma completa

NOTICIAS GENERALES

Las noticias más destacadas de los Misioneros Claretianos y de la Iglesia en México y el Mundo

TONANTZIN - GUADALUPE

Publicado Diciembre 17, 2018

Por P. José Luis Fabela Vélez, cmf

Una realidad indiscutible es que en estos tiempos de invierno (diciembre) se nos presentan una serie de oportunidades de satisfacer todo tipo de necesidades. Y en México celebramos a Nuestra Señora de Guadalupe (La Morenita del Tepeyac) venerada como la Reina de todos los mexicanos.

Una necesidad espiritual para todas las personas que peregrinaran a los santuarios donde se le venera. Pero, no es así para los sabios y entendidos de este mundo, que sólo ven un fenómeno a estudiar y llenar de libros alguna biblioteca fría. No significa que no sean necesarios estos estudios, pero no es la mirada necesaria en estos momentos.

En el sentido popular y cultural de nuestra gente en el que invito a hacer lectura del acontecimiento Guadalupano, que para muchos es la Buena Nueva anunciada a los pobres, hay mucho que aprender todavía, para acercarnos a una lectura sentida desde esta Religión del Pueblo. Al igual que los Evangelios son y deben ser entendidos desde la visión judía para poder hacer una interpretación mucho más cercana a la realidad de quien la vive.

La maravilla que hay en el relato de las apariciones (escrito y vivenciado) podría permanecer oculto para nosotros hasta que en la Iglesia no aprendamos a ver con ojos de “Juan Diegos” esta Buena Noticia. En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!».

Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada». (Lc 1,39-48).

Nuestra gente del siglo XVI estaba sufriendo la llegada de una colonización destructiva y en esos momentos de dolor se hace presente la “Madre del Cerro Nariz” (Tonantzin), que llega en auxilio del grito desesperado de los hijos caídos. Hoy esperamos que llegue esta visita, ya que somos un país actualmente de más de 120 millones de habitantes, donde el narcotráfico ha penetrado todos los espacios de poder. En este año han muerto aproximadamente según estadísticas 30,000 personas. Se dice que ya dimos inicio a la cuarta transformación, algo que ningún político en lo individual puede hacer. El cambio soy yo, dice por ahí una pinta, significando que lo que deseamos y exigimos a otros iniciemos haciéndolo nosotros mismos, que, al fin y al cabo: “El árbol se reconoce por sus propios frutos”.

Por último, pienso que tuvimos un tiempo en que los hombres de iglesia deslumbrados por el éxito de su religión se aficionaron al poder. Pero, si los Evangelios no mienten, es Jesús mismo que se enfrentó a estas personas tan llenas de poder, mostrándonos actitudes de servicio como contracultura. Acciones que también nos invita a llevar a cabo en nuestra vida el Magnificat y el Nican Mopohua.

Visto 301 veces

Programa de Radio

anuncio web right

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador