firma completa

NOTICIAS GENERALES

Las noticias más destacadas de los Misioneros Claretianos y de la Iglesia en México y el Mundo

EL HOMBRE Y LA MUJER EN RELACIÓN CON TODO LO CREADO

Publicado Marzo 19, 2019

Por P. René Pérez Díaz, cmf

EL HOMBRE Y LA MUJER EN RELACIÓN CON TODO LO CREADO

(Gen 1, 26-31; 2, 7-25)

Los textos bíblicos originarios nos sitúan en un panorama remoto: la creación, donde el momento culmen fue el aliento de vida dado al Hombre y a la Mujer.

Son en realidad dos textos, enfocándose el primero, en el ritmo septenario de la creación, en la creación del hombre y la mujer fue justo el culmen de esa obra creadora; y el segundo de hecho trata sobre el paraíso, aunque nuevamente refiere, pero de forma ya no genérica sino detallada, la creación del hombre y la mujer, formando a esta última de una costilla del hombre.

Son textos que forman parte de un bloque poético donde los sabios de Israel resaltan la acción creadora de Dios, que trae el orden, quitando el caos reinante, pero además expresan el proyecto, la intención de Dios en todo su proyecto creador.

Primero, resalta entre otras cosas, este ritmo de creación dividido en siete días, siendo el séptimo dedicado al descanso. Rompimiento y pausa de una acción creadora para re-crearse, no solo para recuperar fuerzas, sino proyectarse nuevamente en el sentido original.  Sin duda, este tema del descanso dice mucho a la cultura productivista, por un lado, pero por el otro hedonista, del momento actual. Se valora sólo en razón de lo que se produce en términos materiales o se da culto al ocio sin la intención de recrearse en el momento.

La parte coincidente de los dos relatos poéticos es la creación del hombre y la mujer. El primer relato no da detalles de la creación de ambos, solo resalta la igual responsabilidad en la creación, para henchirla y dominarla, en el sentido positivo, protegiéndola y llevándola en la dirección correcta del proyecto creador. Este acento del primer poema nos recuerda justo lo que el ser humano no está haciendo del todo bien en el momento presente. Ni cuidar esta casa común, ni reconocer la igualdad de derechos y responsabilidades de hombre y mujer.

El segundo poema, se ubica en el contexto del Paraíso; el hombre es creado primero de la arcilla de la tierra, por eso se le llama Adán (proveniente de la tierra) y sobre él sopla el aliento de vida, pero no sólo lo convierte en animado, sino que le comunica su espíritu, diferenciándolo de los animales, de los cuales por cierto no había encontrado la compañía adecuada, entonces forma del hombre a la mujer, extrayéndole una costilla. Esta referencia hace pensar en el complemento justo para el hombre, sin embargo, en la perspectiva de género esto puede causar cierta polémica, ya que se resalta que el hombre y mujer son creados iguales por Dios, iguales en dignidad, en derechos y responsabilidades y que son puestos juntos en el centro del proyecto creador de Dios, es decir, que las enriquecedoras diferencias, son la confirmación de que con ambos contó Dios desde el inicio de su proyecto.

Visto 681 veces

Radio Claret México

anuncio web right

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador