firma completa

NOTICIAS GENERALES

Las noticias más destacadas de los Misioneros Claretianos y de la Iglesia en México y el Mundo

HOMILÍA, DESPEDIDA DEL P. ROGER DAVID MARTÍNEZ MARÍN, CMF

Publicado Marzo 25, 2019

Por P. Enrique Mascorro López, cmf

Mons. Guillermo Fernández, Vicario General de la diócesis de Toluca. Misioneros Claretianos, sacerdotes y religiosos concelebrantes.

Queridos familiares y amigos del P. Roger David Martínez, CMF., hermanos todos.

Bienvenidos a celebrar la Eucaristía.

Escribe Mons. Pedro Casaldáliga CMF: “Al final del camino me preguntarán: ¿Has vivido? ¿Has amado? y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres.”

Llenar el corazón de nombres, incluyendo a familiares y amigos, fue posible para  Roger y es posible para todos nosotros. Llenar el corazón de amigos es la respuesta concreta y fiel a nuestra vocación humana y sobre todo a la cristiana. Fuimos llamados a vivir, pero sobre todo a convivir, a amar y ser amados. Por lo tanto, la frustración más grande del ser humano la encontramos en la solitariedad y en el aislamiento; levantar muros o abrir abismos con el prójimo es nuestra peor desgracia.

El nombre de ustedes y de muchos ausentes fueron llenando el corazón del P. Roger David durante su vida. En su primera etapa vital él graba los nombres de sus padres Sarita Marín y Carlos Martínez, especialmente el de su madre quien muere siendo Roger niño.  Además de sus padres grava el de sus hermanos Elina, Keila, Eira, Carola y Jorge, este último, QEPD.

Después, aparecerán los nombres de muchos amigos en la etapa académica y profesional (especial mención los conocidos con los scouts). Luego, en la etapa misionera, desde su llegada a la casa de formación en Santa Cruz, en el Estado de México hasta el final, aparecerán los nombres de los claretianos y de tantos feligreses de las comunidades donde desempeñó su ministerio. Resaltamos, por su importancia, los feligreses de Santa María Zacatepec, Putla, Oax.

¿Cómo pudo Roger y cómo podemos Llenar el corazón de nombres? La clave nos la ofrece el salmo 40, proclamado este día “Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor”. Poner la confianza en el Señor y no en el poder, en la fama, en lo aparente y pasajero destaca una decisión radical; muchas veces incomprensible para el comun de los hombres.

Poner la confianza en el Señor, debemos advertir, es todo un proceso basado en la cercanía con el Señor. Quien ha experimeintado el amor de Dios es un ser humano auténtico, libre y alegre. Él ha encontrado el tesoro buscado y lo restante, con su justo valor, no empaña su elección. 

Hablando de este proceso, hace unos meses, en entrevista personal con Roger, me compartía el momento en que decidió ser Misionero Claretiano. Trabajando para una institución financiera, Roger conoce al P. Román A. Moreno, Superior Provincial entonces, a quien le expresa su inquietud y motivación vocacional. Después de un tiempo, entra en la casa de formación en la ya mencionada Santa Cruz. Me compartía con emoción aquella experiencia vivida: “antes de marchar al seminario me deshice de casi todo, me quedé sólo con la ropa necesaria y con un billete de cien pesos, por las dudas”. Por cierto ese billete lo mandó enmarcar y lo colocó a la entrada de su habitación con el fin de recordar el proceso de abandono en el Señor, el mismo que hoy con su muerte llega a su plenitud.

El Evangelio de hoy (Lc 16, 19 – 31), narró la condición y la suerte del Rico Epulón y el mendigo Lázaro. El texto describe la situación más violenta en la historia del ser humano, abrir abismos imposibles de cruzar para el posible encuentro. Quien pone la confianza en el Señor, como lo entendió Roger, supera cualquier abismo con su hermano y se convierte en puente para el necesario perdón y para vivir el amor fraterno.

A principios de los 80`s, durante sus primeros años de sacerdote y siendo formador de algunos de nosotros, Roger entonaba el canto que dice “Un anhelo ferviente hay en mi pecho que sólo tu conoces oh Señor, el anhelo de ser toda mi vida un puente entre las almas y tu amor…” Si, poner la confianza en el Señor es un proceso permanente. La gracia de Dios lo acompañó hasta el final.

Llenar el corazón de nombres es nuestra vocación especial. Gracias Roger por tu testimonio misionero, todo está cumplido, descansa en paz

P. Enrique Mascorro López, cmf

Superior Provincial

Visto 1489 veces

Radio Claret México

anuncio web right

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador