firma completa

NOTICIAS GENERALES

Las noticias más destacadas de los Misioneros Claretianos y de la Iglesia en México y el Mundo

“REINA DE TODO LO CREADO”

Publicado Mayo 16, 2019

Por P. Manuel Delgado Esquivel, cmf

(Laudato si´ 241 - 242)

Todos sabemos que el mes de mayo es el mes de Nuestra Señora, la Virgen María como Madre de Jesús y Madre nuestra, pero también es Reina.

El reino de María no es un reino aparte al de Jesús, su Hijo. Es el mismo reino, en donde Jesús reina, como también María. Es decir, se enlazan dos corazones eternamente unidos en el amor divino. María, como reina de todo lo creado lejos de quitarle al reinado de su Hijo, lo propicia con su fidelidad de amor maternal hacia su Hijo y sus hijos, quienes somos todos nosotros.

De esta manera, sí nosotros somos también sus hijos, todos nosotros reinaremos con Cristo. María participa de su reinado de una forma muy particular y permanente. Es decir, que nuestro Padre Dios le ha otorgado el poder para reinar sobre todo lo creado, y para cuidar con afecto y dolor materno este mundo herido por el mismo poder humano.  

Estas son algunas razones por las que María es Reina de todos: por ser la madre de Dios hecho hombre, El Mesías, El Rey universal. (Cfr. Col 1, 16). Otra razón, por ser elevada al cielo en su cuerpo glorificado, junto a Cristo resucitado, porque comprendió el sentido de todas las cosas, teniendo una gran tarea para nosotros: mirar este mundo con ojos más sabios y benevolentes. Otra razón es por la realeza de su Hijo, María posee una grandeza y excelencia singular entre las criaturas, por lo que Santa Isabel exclamó: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno" (Cfr. Lc 1:42). Otra razón, cuando el Arcángel Gabriel le dijo a María que su Hijo reinaría. Entonces, es Ella la Reina Madre.

También, el mes de mayo comenzó con la memoria de San José Obrero. Parece un buen inicio del mes, que junto con María, se destaque la figura de éste gran hombre porque ninguno ha amado a la Virgen como San José. Él tuvo un papel esencial: Dios le encomendó la gran responsabilidad y privilegio de ser el padre adoptivo de Jesús y de ser esposo virginal de María. Él los cuidó y los defendió a ambos con su trabajo y su presencia generosa, y los liberó de la violencia de los injustos. Podemos destacar de él, sobre todo las virtudes de una vida digna: la virginidad, la pobreza, la prudencia, la paciencia, la sencillez, la fidelidad que no puede ser quebrantada por ningún peligro, la humildad, la caridad, la confianza y la fe en Dios. Ninguno como él se sentía indigno del depósito que se le confiara con una fidelidad propia al valor del tesoro que tenía en sus manos: María y Jesús.

La Reina de todo lo creado: María, que cuidó a Jesús, ahora vive con Él y es Madre y Reina de todo lo creado: «todas las criaturas cantan su belleza» (241). Y que, junto a ella, José aparece en el Evangelio como el hombre justo y trabajador, lleno de una gran ternura que es propia de los grandes hombres bíblicos. Ambos pueden enseñarnos y motivarnos a proteger este mundo “Nuestra Casa Común” que Dios en su generosidad nos la ha entregado.

 

Visto 300 veces

Programa de Radio

anuncio web right

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador