PASCUA EN TIEMPOS DE CUARENTENA

Publicado Mayo 18, 2020

Por Hno. Juan Carlos Bugarín Lara, cmf
Comparte en  

“Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, y estando cerradas las puertas del lugar donde los discípulos se encontraban por miedo a los judíos, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y les dijo: La paz esté con ustedes” (Jn 20, 19).

Desde hace unas semanas hemos entrado a una cuarentena, asemejándonos a los discípulos, estamos encerrados con miedo a ser contagiados y morir a causa del virus COVID-19. Nos duele romper con nuestra rutina diaria, extrañamos a nuestros seres queridos y nos desconcierta saber que se avecina una crisis económica a nivel mundial. Sin duda vivimos un tiempo de desolación.

Sin embargo, no podemos perder de vista que estamos en el tiempo de Pascua, Jesús Resucitado se presenta en medio de nuestra familia o comunidad anunciando la Paz. Por lo tanto, debemos tomar un respiro, poner mayor atención a nuestra salud, repensar nuestras relaciones con nuestros prójimos y, sobre todo, volver a Dios, no podemos perder la Fe.

Estamos en el mes de mayo, mes dedicado a María. Traigamos a nuestra memoria a la comunidad que se mantiene orante, junto a la madre de Jesús, de quien a veces experimentamos su ausencia ante las malas noticias que invaden los noticieros y redes sociales, no podemos perder la Esperanza.

También acabamos de celebrar el Día de la Madre, muchos sufrieron al no poder festejar junto a la mujer que les dio la vida, o, en su caso, asistir al panteón a visitar su tumba y recordar con cariño los momentos que pasaron juntos. Fue un momento más bien de valorar y agradecer, no con una visita o un regalo, sino con unas palabras o una oración salidas del corazón, no podemos perder la Caridad.

Por último, se avecina Pentecostés, celebración que desde sus orígenes marca el fin de un ciclo, en nuestro caso la conclusión del tiempo pascual. Es necesario pedir la fuerza del Espíritu Santo, para que descienda sobre nosotros, como lo hizo con los Apóstoles y nos llenemos de fuerza y sabiduría para hablar un lenguaje que resignifique nuestra humanidad.

Comparte en  
Visto 127 veces
Pie

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador