PORTADA WEB

Nuestro regreso misionero a la “nueva normalidad”


Comparte en  

SPM 008/2020

Ciudad de México a 9 de junio de 2020.

 

Queridos Misioneros Claretianos de México, cordiales saludos

A pocos días de haber celebrado la Fiesta de Pentecostés les escribimos con alegría y esperanza.

  • Nuestro regreso misionero a la “nueva normalidad”

Seguro que todos los claretianos de México estamos con la expectación del regreso a nuestras actividades misioneras, después del alto obligado por el COVID-19. Se viene hablando del regreso a “la nueva normalidad”.  Falta mucho por precisar sobre este tema, aunque podemos anticiparnos y pensarlo desde cuatro claves importantes. La nueva normalidad nos exigirá vivir la vocación misionera como propuesta y modelo de sociedad más corresponsable, más austera, más ecológica y más incluyente, en conclusión, más humana y cristiana.

 

Más corresponsable (Gobierno y Formación)

La Pandemia globalizada en un momento cambió la dinámica comunitaria; lo cambió todo. El COVID-19 obligó a cerrar fábricas de trabajo, centros educativos, lugares de consumo y recreativos, sin olvidar aquellos dedicados a la práctica de oración y de la caridad, nuestras parroquias. Ante el peligro del contagio viral fuimos convocados, también nosotros misioneros, a actuar corresponsablemente siguiendo los protocolos y estrategias propuestos por las autoridades civiles y eclesiales. Ante todo, nos urgieron a disminuir, o por lo menos retrasar, el aumento de contagios quedándonos en casa, guardando la sana distancia y frecuentando el aseo en general. Nuestras comunidades, animadas por los superiores, generosamente aceptaron sumar esfuerzos. Afortunadamente ninguno de los claretianos de México ha enfermado, hasta hoy.

El confinamiento, ya cerca de tres meses, ha descubierto a la sociedad en general, y a nuestra comunidad misionera en particular, su alta vulnerabilidad. Aunque, por otro lado, también nos reveló impensables fortalezas. Refiriéndonos a nuestra dinámica provincial, por citar ejemplo, nuestros misioneros en formación, en el IFFIM y en el IFTIM, sacaron la casta para continuar y concluir su ciclo académico online, con buenos resultados. Edgar Alejandro Salgado Tapia y Jesús Martínez Lara han concluido la Teología y esperan posible destino. La dinámica comunitaria y el compromiso pastoral, más tarde lo diré, también mostraron sus fortalezas.

El regreso a la nueva normalidad, advirtámoslo con fuerza, nos exige mantener la corresponsabilidad. El riesgo y la crisis aún no terminan. La apertura de nuestros templos y espacios pastorales; nuestra participación en posibles grupos diocesanos y civiles deberá ser desde la corresponsabilidad. Es importante mantener nuestra atención a los protocolos oficiales venideros a nivel nacional y local, a nivel de episcopado mexicano y en cada diócesis.

Más austera (Economía)

La comunicación permanente con los superiores y ecónomos locales nos ha permitido saber y alegrarnos por algunas iniciativas acordadas en comunidad, a la llegada de la crisis. Algunos misioneros renunciaron a la mesada, otros entregaron despensas a familias pobres, la mayoría hizo eco de nuestra invitación a evitar compras innecesarias. Un especial testimonio lo recibimos de quienes cocinaron para la comunidad o tomaron la escoba y el trapeador para suplir a los empleados, permitiéndoles el confinamiento en su casa. Sin embargo, no faltaron los testimonios poco edificantes de algunos misioneros por su actitud exigente y de poco compromiso, por fortuna fueron pocos.

El P. Manuel Tamargo, cmf., Ecónomo General, nos viene invitando a actuar en los tiempos de crisis con responsabilidad y serenidad. La economía de la Congregación, incluida la provincial, ha sido fuertemente afectada. Los ingresos ordinarios por el culto, las rentas, las inversiones y la rentabilidad de algunos negocios han disminuido, algunos de ellos casi en su totalidad. Los ecónomos locales, seguro lo habrán comunicado a ustedes, están preocupados por la solvencia de la comunidad. Los remanentes se agotan y se posterga la fecha de regreso a la nueva normalidad, además es incierta la recuperación económica del país y, por lo tanto, la nuestra.

Ante esta incertidumbre, actuemos como provincia siguiendo los criterios del P. Manuel Tamargo, con responsabilidad y serenidad. La responsabilidad nos exigirá revisar los gastos ordinarios y reducir o desaparecer algunos de menor necesidad. ¿Por qué no? Podemos ahorrar gastos de gasolina y de vacaciones, podemos evitar desplazamientos innecesarios, renunciar a la mesada, etc. También podemos ser más generosos con la entrega de estipendios y ser creativos para captar otros ingresos en favor de la comunidad. La crisis actual, viéndola desde los criterios del Evangelio, nos reta a vivir con radicalidad el voto de pobreza. No tengamos miedo a ser generosos y solidarios. Tengamos en cuenta, nuestro Ecónomo Provincial, P. José Juan Tapia, estará atento para apoyar cualquier necesidad de las comunidades y de las personas. En diálogo con los consultores del Gobierno Provincial, tenemos claras nuestras prioridades a cubrir, es decir: El cuidado de nuestros mayores, el apoyo incondicional a nuestros estudiantes, la justicia y la caridad con los empleados y el compartir nuestros recursos con los más pobres.

Más ecológica (Comunidad)

Durante el confinamiento agradecimos a los superiores locales, especialmente a algunos, por su liderazgo comunitario. Con la participación de sus hermanos lograron una convivencia sana, fraterna y creativa. Programaron en comunidad alguna película semanal, juegos de mesa, festejaron algún cumpleaños, extendieron el tiempo durante las comidas para el diálogo fraterno, etc. También modificaron horarios para privilegiar los tiempos de oración comunitaria, especialmente la celebración de la Eucaristía. Varias comunidades recuperaron la devoción a María durante el mes de mayo; con emoción cantaron con espíritu de niños “Hoy he vuelto madre a recordar, tantas cosas que dije ante tu altar…” Nos sorprendieron aquellos por su fidelidad al retiro mensual y a la reunión plenaria. Todo sumado destaca el cuidado de su saludo integral; incluyendo lo físico, psicológico, espiritual y misionero.

Cultivar y cuidar nuestro ambiente comunitario, desde una ecología integral, habla bien de nuestra consagración religiosa. En el regreso a la nueva normalidad nuestros espacios misioneros están llamados a convertirse en testimonio y en casa de acogida fraterna, especialmente para los necesitados.

 

Más incluyente (Apostolado y Pastoral juvenil)

La crisis del COVID-19 ha subrayado al mundo, a la Iglesia y a nuestra Congregación la urgente llamada a sinodalidad. Con este concepto se nos invita a superar toda forma de auto-referencialidad para aceptar y promover la cultura incluyente y participativa. En este sentido, se nos invita a superar todo ego y etnocentrismo racial, cultural o religioso. Nuestros proyectos misioneros, pensando en los claretianos, deberán ser resultado de la participación y escucha recíproca en comunidad, aunque sea online. La voz de laicos, religiosas y la propia enriquecerán la fe y el compromiso misionero. El regreso a la nueva normalidad, en conclusión, nos coloca en otro escenario con otras exigencias.

Con alegría venimos constatando ya, durante estos días pandémicos, algunas experiencias significativas de sinodalidad pastoral, por su puesto online. El campamento juvenil en memoria de los Mártires de Barbastro, la celebración de la Pascua y de Pentecostés nos han reunido, online, a nivel provincial. La Eucaristía, el rezo del santo rosario y algún tema formativo reunió a los feligreses en sus comunidades parroquiales. Otros acontecimientos nos unieron con la Iglesia Universal y diocesana. Es cierto, falta por avanzar en el terreno de la sinodalidad pero ya las circunstancias nos ha puesto en camino. Agradecemos y doy mi reconocimiento al estudiante Edgar Alejandro Salgado y al P. René Pérez con su equipo de “Radio Claret México” y la Comisión de TIC’s por facilitar las técnicas y herramientas para nuestros encuentros online. En este sentido el P. Ernesto Mejía, prefecto de Apostolado, realizó apoyado por ellos la primera reunión del Consejo de Apostolado para diseñar una reingeniería Misionera en tiempos de Post pandemia.

El Mismo P. Ernesto desde ahora solicita su grande apoyo para la distribución del Diario Bíblico 2021, ya en camino a nuestra provincia. La precaria economía de las comunidades nos exigirá un esfuerzo extra para hacerlo llegar a nuestros feligreses y cumpla su objetivo evangelizador. Ese año esperamos recuperar los gastos realizados o, por lo menos, un buen porcentaje.

  • Anuncio del XXVI Capítulo General

El domingo de Pentecostés, el P. General, Mathew Vattamattam, cmf., envió a la Congregación la carta circular con el anuncio del XXVI Capítulo General. Con este comunicado los Misioneros Claretianos entramos en un tiempo especial de Gracia.

En la circular el P. General destaca el enfoque de próximo capítulo, este deberá ser sinodal, narrativo y apreciativo. La sinodalidad destaca la importante integración de laicos cercanos a la misión en nuestro discernimiento misionero; también la integración de miembros de la familia claretiana, de otros sujetos posibles y, especialmente la nuestra. La narrativa de cada misionero, el contar las experiencias de fe y de caridad suscitadas por el Espíritu, será clave para entender y fortalecer nuestra presencia en el mundo y en la Iglesia en este cambio epocal. Se nos invita también a subrayar (apreciar) lo positivo de la vida misionera. Partir de nuestras fallas y obscuridades nos hace perder energía y confianza. La sinodalidad pide reunirnos y conversar a nivel local, zonal, provincial y Continental. Muchos detalles de la dinámica preparatoria las ofreceremos en su momento oportuno. El Calendario previsto en la fase preparatoria del XXVI Capítulo General integra:

 

  • 31 de mayo de 2020: Anuncio del Capítulo General.
  • Junio - julio de 2020: Formación y capacitación de comisiones de facilitadores en los Organismos Mayores.
  • Agosto 2020 - abril 2021: Reuniones precapitulares a diferentes niveles en los Organismos Mayores.
  • Octubre - diciembre 2020: Elección de los delegados al Capítulo.
  • 2 de febrero de 2021: Convocatoria del Capítulo.
  • Mayo de 2021: Reflexión precapitular a nivel de Conferencias
  • Agosto - septiembre 2021: Celebración del Capítulo.

Hacemos especial llamado a los Superiores Locales para que acompañen la dinámica precapitular con sus hermanos de comunidad, con laicos y con aquellas personas que pueden aportar a nuestro discernimiento congregacional. Estaremos comunicándonos para precisar los criterios y las estrategias.

Por solicitud del Gobierno General hemos nombrado una comisión provincial para agilizar la etapa de preparación. Los PP. Vicente Cancino, Ma1rcos E. Garnica y Enrique Mascorro integramos dicha comisión.

 

  • Ejercicios espirituales online

Este año nuestra Provincia participará online en los ejercicios espirituales ofrecidos por el P. Gonzalo Fernández, cmf, Prefecto General de Espiritualidad. Los ejercicios iniciarán el domingo 12 de Julio y terminarán el sábado 18. Nos ofrecerán dos charlas cada día; P. Gonzalo guiará durante la mañana la primera y P. Carlos Sánchez, cmf, por la tarde la segunda. P. Gonzalo nos pide enviemos el email de cada participante para hacerles llegar el cuadernillo guía. La Prefectura de espiritualidad provincial preverá detalles prácticos complementarios como el horario con las actividades y dinámicas oportunas. Pedimos a los superiores locales acompañen a sus hermanos durante la preparación y realización de los ejercicios.

Las razones principales para realizar los ejercicios espirituales en la modalidad online, previa consulta a los superiores, son: el alto riesgo de contagio durante los desplazamientos y el necesario ahorro económico para las comunidades en este tiempo crisis. Esperamos su comprensión y apoyo.

Queridos hermanos, la Pandemia mundial, toca las fibras más sensibles de nuestra consagración. Ante todo, leamos esta crisis como oportunidad de dar razón de nuestra fe misionera viviendo y cultivando la esperanza del Dios peregrino con nosotros.

Les deseo abundante bendición,

P. Enrique Mascorro López, cmf

Superior Provincial

Descargar archivos adjuntos:
Visto 321 veces
Pie

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador