Logo Claretianos

MOSAICO VIVO | P. LUISITO

Publicado Mayo 04, 2021

Por P. Héctor Nuñez Gutiérrez, cmf

Su carácter, su responsabilidad, su compañerismo ganó el aprecio de los demás y dejó de ser el Padre Luis para ser el Padre Luisito.

P. Luis Guzmán Gaona, cmf

1931-2018

 

El P.Luis Guzmán Gaona, cmf,  comenzó su carrera sacerdotal en Toluca, México en el año 1949, la continuó en la exhacienda de Santa Cruz de los Patos y la terminó en Valls, Tarragona España.

Hombre de muy buen carácter y cumplidor con sus deberes supo ser buen compañero y ganarse el aprecio del aquellos con los que convivía. Su salud tuvo sus limitaciones que lo hicieron sufrir: En España, cuando cursaba sus estudios de teología, tuvo que guardar reposo en la enfermería algunos meses y posteriormente tubo que cuidarse por la diabetes, con responsabilidad e ingenio logró conseguir la salud suficiente para cumplir sus tareas sacerdotales. Su vista fue cada vez más limitada, pero se ingeniaba para cumplir con sus deberes. Y así vivió más de 88 años.

Su actuación sacerdotal no fue de actividades deslumbrantes pero sí la administración de los sacramentos, la comunicación de la Palabra y la convivencia con compañeros y feligreses. Su carácter, su responsabilidad, su compañerismo ganó el aprecio de los demás y dejó de ser el Padre Luis para ser el Padre Luisito.

Fuimos compañeros en la carrera y muchos años como religiosos. Me queda, entre otros buenos recuerdos el que yo lo propuse como superior de la comunidad la primera de las muchas que lo fue (y así se lo conté a él). Varias veces me tocó viajar con él, era hábil y responsable con el volante. Y hablando de habilidades: tocaba bien la guitarra, bueno para cantar y hasta se componía sus rimas.

El trabajo nunca lo evitó, cuando ya estaba en Morelia, en la casa de descanso, débil en fuerzas y limitado de vista se ofrecía al P. Provincial para ir a otra comunidad y ayudar en el trabajo.

Me atrevo a afirmar que siempre fue bien recibido como compañero o como superior y creo que también en el cielo sigue siendo el buen compañero. De broma a veces me decía: Héctor codo, pero cuando llegue a reencontrarlo compartiremos generosamente a Dios.

 

Visto 296 veces

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador