Logo Claretianos3

Logo Claretianos3

173 AÑOS DE SUEÑOS

  • Fecha: 21-07-2022
  • Autor: P. René Pérez Díaz, cmf

La celebración de 173 años de historia congregacional se tiñó de tonos guadalupanos con la celebración solemne de la misa de acción de gracias por el don de la fundación de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María.

Parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe, Torreón, Coah. La idea de celebrar esta fecha se empezó a fraguar desde la reunión de Consejo Pastoral a inicios del mes de julio, donde se decidió que era una fecha importante, con tintes marianos y misioneros que no podía dejar de celebrarse más aún por la coyuntura de los cambios trienales que la acompañaban. Habiendo coordinado anticipadamente la participación litúrgica, musical y la logística del convivio, nos dimos cita en el templo de Nuestra Señora de Guadalupe a medio día del 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, patrona de la Diócesis de Torreón.

La monición de entrada, rescató el inicio del mensaje del P. Mathew Vattamattan, que nos evocó el sueño originario de Claret, y en la homilía el P. René Pérez, cmf, párroco actual, profundizó en dicho mensaje llevándonos a recorrer la dinámica del sueño de Dios en Claret en su tempo y para la Congregación en el tiempo actual, concientizando las malezas que hay que seguir cortando, así como la necesidad de hacer diseños y compromisos para realizar esos sueños carismáticos en una dinámica de sinodalidad.

Habiendo compartido la mesa de la Palabra y el Pan de Vida, nos dispusimos a saborear este acontecimiento en un convivio organizado por el Consejo de Pastoral en coordinación con la comunidad de misioneros, donde además de compartir la mesa, el canto y la alegría por el don de la Fundación de la Congregación, también fue un momento oportuno para agradecer la presencia de los misioneros que terminan su ciclo de servicio en la comunidad parroquial, los Padres Rogelio Carmona, cmf y Wilhelmus Agato, cmf.

Cuando el don recibido se hace compromiso compartido las celebraciones litúrgicas y comunitarias toman mayor profundidad y sentido y así fue como se vivió el día de la fundación congregacional en la comunidad parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe.