Logo Claretianos3

Logo Claretianos3

GRACIAS POR TANTO HERMANO FITO

  • Fecha: 18-07-2022
  • Autor: Mtro. Luis Gerardo Granados Troncoso

Han pasado dieciocho años y parece que fue ayer, cuando de la comunidad claretiana de la ciudad de León, Guanajuato, fue destinado a la Ciudad de México el Hno. Adolfo Villaseñor, cmf, a quien todos le dicen de cariño Hno. Fito.

Desde el año 2004 se le encomendó el trabajo pastoral con sordos en el Templo de San Hipólito y San Casiano pero al mismo tiempo empezó a dirigir la escuela de sordos, Centro Clotet, donde fungió como director hasta julio de 2022.

El Hno. Fito llegó a dignificar el espacio de estudio para los sordos, haciendo modificaciones significativas en la imagen del edificio, cambio de uniforme, innovación en la forma de trabajo de los docentes, siempre buscando el beneficio para poner en alto el nombre de la institución educativa a su cargo.

Durante todo este tiempo, el Hno. Fito hizo realidad la visión establecida desde que tomó el cargo como capitán de esta gran obra: “Que Centro Clotet, figure como una de las principales escuelas para Sordos” siendo reconocida a nivel nacional e internacional. Lo anterior no hubiera sido posible sin su equipo de colaboradores, amigos y bienhechores que han apoyado los proyectos propuestos por él, así fue que se remodelaron la biblioteca, el auditorio, el patio de recreo, las puertas de cada aula, el laboratorio de ciencias, los baños de los alumnos, renovación de computadoras, bancas, uniformes para cada aula y los pisos de la planta inferior y superior del edificio, así mismo se construyó una cisterna y la impermeabilización del edificio.

El trabajo del Hno. Fito no solamente fue desde las necesidades materiales, sino también desde las necesidades de cada alumno conduciendo a varios por el camino del conocimiento de las verdades de la fe, catequizando, preparando a sordos para el matrimonio o para recibir el sacramento de la confirmación.

Sin embargo, la Provincia Claretiana de México ha visto en él otros carismas que deben ser puestos al servicio de sus hermanos religiosos, es así que después de un largo caminar en el área de la educación se debe dar vuelta a la página del libro de la vida y continuar con nuevos proyectos ardiendo en caridad y abrazando por donde se pase.

Gracias por tanto Hermano Fito.