Logo Claretianos3

Logo Claretianos3

UNA REALIDAD LACERANTE: MISA POR DESAPARECIDOS EN TORREÓN

UNA REALIDAD LACERANTE: MISA POR DESAPARECIDOS EN TORREÓN

  • Fecha: 25-07-2022
  • Autor: P. Wilhelmus Agato, cmf

Cómo parte de la Jornada de Oración por la Paz se realizó una misa especial el domingo 24 de julio a las 12:00 pm, la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, Torreón, Coh., para pedir por los desaparecidos y muertos a causa de la violencia.

Este domingo, los feligreses llenaron las bancas del templo; fueron integrantes de colectivos de búsqueda y familiares de personas desaparecidas. Ellos acudieron a la misa que ofició el P. Wilhelmus Agato, cmf, para pedir que cesen las desapariciones y se localice a las personas que están ausentes. Llevaron flores y mantas con los nombres y fotografías de sus desaparecidos y así participaron en la Jornada de Oración por la Paz, convocada por la Conferencia Episcopal Mexicana.

El motivo que nos reúne hoy en esta celebración, en comunión con todos los hermanos y hermanas que, en este domingo en todas las misas, estamos pidiendo por la misma intención es: que cesen las desapariciones de hermanos y hermanas. Queremos el don de la paz y la reconciliación en nuestra patria queremos que cese la violencia y la injusticia. El P. Willy en su homilía señaló que tenemos que “darle otro rumbo a nuestro país” en el sentido de “respetar la vida, la sacralidad de la vida y en el sentido de promover y de buscar juntos la solución de nuestros problemas: que hagamos lo nuestro, pidamos con confianza a nuestro Padre Dios que mire por esta necesidad tan grande que tenemos y que no es imaginaria. La necesidad no es ocurrencia. Es una realidad lacerante y dolorosa de nuestras familias y de nuestra sociedad”.

Finalmente, Padre Willy advirtió que actualmente vivimos tiempos difíciles donde las personas se han alejado de la luz de Dios, sin embargo, afirmó que es posible crear una sociedad más humana y justa tocando el corazón de quienes olvidan que somos hermanos y la conversión de sus malas acciones. No nos cansemos de hacer el bien.

María de Guadalupe, Reina de la paz, ruega por nosotros.